Cuentapropistas. Nuevas normas anunciadas

cooperativa.cubaynegocios
cooperativas no agropecuarias

Por Sandra Valle

Desde el 2 de mayo de 2016, las cooperativas no agropecuarias (CNA) y cuentapropistas de Cuba bajo el sistema de arrendamiento accederán directamente a los productores y empresas mayoristas en las actividades de gastronomía y servicios de comercio

Nuevas normas anunciadas por autoridades del Ministerio de Comercio Interior implican que aquellas empresas que antes pertenecían al Estado, ahora convertidas en cooperativas, ya no tendrán que comprar en puntos de venta minoristas más caros.

La medida abrirá las posibilidades a las fortuitas vías de acceso a los suministros y también serán otras las relaciones costo-beneficio. Ello llevará a que la especulación de precios que tanto perturba a la población comience a descender, o al menos, varíe en cuanto al amparo al consumidor.

Definitivamente será uno de los principales beneficios que traerá aparejada la norma jurídica, vinculada a otras seis disposiciones legales ligadas al funcionamiento de las formas no estatales en las actividades de gastronomía y comercio.

cooperativa no agropecuaria.cubaynegocios
cooperativas no agropecuarias

Con los cambios puestos en marcha, corporaciones como Cimex, Copextel, Seisa, Acinox, además de empresas productoras de alimentos y del grupo agrícola, podrán tributar, logísticamente a estos actores de la economía nacional.

Acerca de la eventualidad de que los cuentapropistas arrienden locales para su gestión, autoridades del Ministerio de Comercio Interior precisaron que esa actividad solo será posible en aquellos establecimientos donde no existan condiciones para el funcionamiento de una cooperativas no agropecuarias (CNA).

En cuanto a los trabajadores por cuenta propia que asuman la reparación de los espacios que le arriende el estado, serán exonerados de su pago hasta dos años, con vistas a la búsqueda de una mayor implicación de estos, no solo en la calidad y oferta de sus servicios, sino también con las condiciones estructurales de los locales.

Serán establecidos igualmente precios topes en CUC (pesos convertibles) y CUP (moneda nacional) a determinados artículos que comercialicen las CNA de servicios gastronómicos. Se encuentran en tal caso los refrescos gaseados, la cerveza y el ron de producción nacional, así como los cigarros, los tabacos y el pollo, entre otros productos elaborados.

Calificadas por autoridades del sector como trascendentales, las nuevas medidas aún impiden a los restaurantes privados gozar de los mismos privilegios. Permiten, no obstante, un avance en la modernización del gremio de emprendedores cubanos, quienes las recibieron con gusto y optimismo.