Los sueños de María Isabel

Alquiler de casaécubaynegocios
Alquiler de casas en Cuba

Por. Aida Dìaz

María Isabel Maldonado Domínguez es una cubana emprendedora, quien tras varios años de estar vinculada laboralmente al sector estatal, decidió convertirse en cuentapropista para mejorar su vida y la de su familia con mayores ingresos económicos.

Su vivienda está enclavada en el complicado municipio de Centro Habana, uno de los 15 y de los más poblados de la capital, en un edificio construido hace más de 70 años. Un balcón en un primer piso, adornado con hermosas plantas, es la carta de presentación de esta casa, la cual ha acogido a centenares de personas de diferentes ciudadanías desde el año 2003.

“Necesitaba mejorar mi economía personal, tener medios para arreglar la casa… el éxito de una amiga que alquila en este mismo municipio me dio fuerzas para empezar” expresa María Isabel, con trece años de experiencia en el alquiler de habitaciones para los turistas extranjeros.

Con atractivos poco comunes, esta zona habanera posee una mística particular por sus construcciones:  fachadas antiguas, abigarrados inmuebles de arquitectura  ecléptica, como casi toda la capital cubana, hacinamiento poblacional, edificios construidos  uno contiguo al otro, pared con pared, muy poco espacio a la privacidad, pero que  en conjunto llaman la atención del visitante extranjero.

Alquiler de habitación
Alquiler de habitación

Para quien no ha vivido por allí, llama la atención  las costumbres de sus pobladores. Desde temprano en la mañana se escuchan niños que ríen, juegan, pregones de vendedores ambulantes, conversaciones de los habitantes que vienen y van en busca del sustento familiar, en bodegas, carnicerías y otros centros destinados a vender los alimentos de la canasta básica familiar controlados por la libreta de abastecimiento.

Esta particular estampa, cercana al malecón habanero, resulta novedosa y llamativa a los visitantes, que ávidos de conocer la vida de los cubanos de a pie, prefieren satisfacer su curiosidad mezclándose con el pueblo.

A propósito, la dueña de “Casa María Isabel” refiere: “la mayoría de los turistas que recibo en mi casa son personas simples, estudiantes, trabajadores, cuyo interés fundamental es disfrutar del  clima, paisaje, cálidas aguas de las playas de la Isla y de manera especial relacionarse con la gente en las calles”

Alquiler en la Habana.Cubaynegocios

Por el precio de 25 pesos convertibles cubanos diarios, María Isabel alquila un cuarto climatizado, con baño propio. Asegura que en la temporada alta del turismo,  que corresponde a los meses de diciembre, enero, febrero, julio y agosto,  se mantiene prácticamente ocupado

Esta  trabajadora por cuenta propia siente cumplidas sus expectativas cuando entre risas asegura “mi casa está reparada, no se va a caer con el próximo ciclón, puedo satisfacer mis necesidades… había pensado cambiarme de municipio, pero aquí me va bien, es un buen negocio”.

Los sueños de María Isabel
4.8 (96%) 20 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *