Pociones mágicas de un cuentapropista

hadas.cuba ynegocios
Laboratorios Hada

Preocuparse por la apariencia física también forma parte de un correcto cuidado de la salud, mejor aun si se hace a través del uso de la medicina verde. Sin embargo, muy pocas fábricas de cosméticos utilizan esos métodos para la realización de sus productos.

Una empresa privada cubana incursiona en el uso de los elementos de la naturaleza para la fabricación de una serie de cremas y tratamientos con vistas a lograr una mayor calidad en la piel y el cabello fundamentalmente de las mujeres.

Laboratorios Hada es el nombre que recibe esa microindurstria, que se encarga de producir y comercializar productos faciales, corporales y capilares, todos a base de medicina verde. Creada en el año 2013, cuenta ya con casi una veintena de propuestas y 5 marcas registradas en el mercado nacional, elaboradas a partir de plantas medicinales como la sábila, la manzanilla, la caléndula y concentrados de algas.

La gerente y gestora de ese proyecto es la Máster en medicina natural y bionergética Hilda Hernández Domínguez, quien cuenta con más de 20 años de experiencia en la investigación sobre el desarrollo de suplementos nutricionales y cosmetológicos. Con esfuerzo propio y la colaboración del  músico, Basilio Repilado, hijo del famoso Compay Segundo,  La creadora de Hadas rentó al Estado cubano un local en el municipio habanero Plaza de la Revolución, y desde ahí desarrolló su empresa, hoy nacionalmente reconocida.

Con el Slogan Naturalmente Mejor, esos laboratorios amplían paulatinamente su mercado y ya establecen contratos con entidades estatales y privadas, fundamentalmente con salones de belleza por cuenta propia que utilizan los productos para sus trabajos y los recomiendan a sus clientes.

Entre las mayores dificultadas que ha presentado el proyecto en su desarrollo se encuentra la limitación en el suministro de frascos y otras materias primas, los cuales son proporcionados por el estado y en ocasiones su ausencia frena la producción. Además, la creadora de Hada busca desde hace algunos años establecerse como cooperativa no agropecuaria, para adquirir personalidad jurídica y otros beneficios a los cuales no tiene acceso como trabajadora por cuenta propia. A pesar de las trabas, su personal altamente calificado ha llevado adelante el negocio sin dejar de funcionar.

Sobre el original nombre, explica Hilda Hernández que representa la delicadeza, la belleza femenina y también el color verde, pues las hadas son seres mitológicos vinculados con los bosques. Agrega que sus productos son como pociones mágicas que ayudan a clamar los dolores de las personas y a rejuvenecerlas.

Una práctica única de su tipo en Cuba y muy poco común en el resto del mundo es la propuesta que trae Laboratorios Hada, esa exitosa empresa privada caracterizada por la perseverancia y la profesionalidad con la que sus creadores trabajan y cuya magia se expande cada día más hacia el público nacional y extranjero.

 

Por María Carla Álvarez

Pociones mágicas de un cuentapropista
5 (100%) 2 votes

One thought on “Pociones mágicas de un cuentapropista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *