España apuesta por Cuba

cubaynegocios.españa
Embajada de España en La Habana

Por Denisse Cortinas

Luego del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, muchos intereses económicos extranjeros se han propuesto establecer o mejorar sus inversiones en el país caribeño. España, que ha mantenido su presencia durante todos estos años, ha declarado su intención de incrementar sus negocios, en particular en las ramas del turismo y de la industria alimentaria.

Hasta 2015 unas 230 empresas y asociaciones españolas tenían inversiones en Cuba. Pero tras la nueva Ley de Inversiones Extranjeras, aprobada en marzo de 2014, las oportunidades de negocios en la isla se incrementaron hasta alcanzar la cifra de 326 opciones.

Hace dos años, Cuba era el primer cliente de España en Iberoamérica en relación con las exportaciones per cápita. Esta equivalencia era de 70 euros importados por persona. Era al mismo tiempo el sexto mercado de España en el área.Todas estas relaciones se han multiplicado hasta el día de hoy.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, declaró recientemente que se ha experimentado un incremento de 50 por ciento en las exportaciones de esa nación europea a Cuba desde que La Habana y Washington comenzaron a restablecer vínculos, en julio de 2015.

También advirtió que si el país norteño levanta el bloqueo a la mayor de las Antillas, esta se convertirá en un destino privilegiado para los turistas norteamericanos y del resto del mundo, por lo que resultará beneficioso para España aumentar las inversiones en la isla caribeña.

En los últimos meses las relaciones entre Cuba y los países de la Unión Europea han dado notables pasos de avance en diferentes materias. Durante el mes de marzo representantes de ese bloque regional cerraron en La Habana un acuerdo para normalizar las relaciones bilaterales, lo que resulta esencial teniendo en cuenta que se trata del segundo socio comercial de la isla así como el mayor inversionista extranjero.

Particularmente España, tal vez sin proponérselo, ha sido uno de los primeros impulsores del sector por cuenta propia en Cuba, pues en los inicios de ese tipo de actividades en territorio cubano, solo podían ser propietarios de negocios privados los cubanos con nacionalidad española.

En cuanto a la inversión, el gobierno español tiene actualmente casi 75 por ciento de todos los contratos de administración hotelera en la isla y numerosas compañías que aún no tienen presencia en el país caribeño se han interesado por invertir.

Todo parece indicar que el aumento de las inversiones españolas en Cuba será una realidad a corto plazo. Muchas empresas de la nación europea con poca o nula presencia en la Isla se aprestan a desembarcar. Entre estas figuran las productoras de artículos de ferretería, materiales de construcción, piezas y partes para el transporte automotor, y diversos productos textiles.

También han mostrado interés en Cuba aquellas empresas especializadas en la producción de energías limpias. Teniendo en cuenta que los cubanos se proponen para 2030 garantizar una cuarta parte de su demanda mediante estas tecnologías, se abre un campo ilimitado para las inversiones en este sector.

De ahí que la apuesta de los españoles por un incremento de sus negocios en Cuba es una realidad de la que ya se puede asegurar satisfará los deseos de ambas partes.

España apuesta por Cuba
4.33 (86.67%) 3 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *