Crece el sector privado en Cuba

cubaynegocios
Sector privado

Por Denisse Cortinas

Alrededor de 500 000 personas en Cuba trabajan actualmente en el sector privado, según indican los datos ofrecidos por el ministerio cubano de Trabajo y seguridad social. Esa cifra representa un vertiginoso crecimiento en los últimos 4 años desde que en 2012 se aprobara una larga lista de actividades por cuenta propia como parte del proceso de perfeccionamiento del modelo económico en el país caribeño.

Son cada vez más quienes abandonan sus empleos estatales para dedicarse a negocios por cuenta propia, sobre todo jóvenes. Los motivos son diversos, muchas veces vinculados con los ingresos o con la variedad de ofertas de empleo.

Yaneisy Martínez  de 24 años, quien trabaja como mesera para un restaurante privado asegura que encuentra más atractivo ese tipo de trabajo que los ofrecidos por el estado: “Yo gano en una semana lo mismo que en un mes trabajando en un lugar estatal. Por eso siempre trabajó en lugares por cuenta propia, porque en unos más que en otros pero siempre me da la cuenta“

Otro motivo es que en ocasiones los trabajos que ofrece el gobierno a las personas en correspondencia con el nivel educacional no se ajustan a los intereses de los mismos. Tal es el caso de Yosbel, quien es técnico medio en contabilidad y al no quedar conforme con el puesto que se le ofreció como contador en un paradero de ómnibus, comenzó a trabajar como vendedor en una feria artesanal.

cuba y negocios
Cuentapropista

También hay quien se dedicaba a trabajar  por cuenta propia incluso antes de que se aprobara ese tipo de actividad, por lo que lo hacía de manera ilegal. Rosa, quien tiene una peluquería hace más de 20 años comentó: “Yo trabajo como peluquera desde el año 95, lo que pasa es que cuando el estado empezó a legalizar esas actividades, saqué la licencia y ahora soy cuentapropista, yo pago impuestos hace poco, pero no soy nueva en esto.”

Néstor Gómez, propietario de una cafetería aseguró que no tiene nada en contra del sector estatal, sino que él siempre quiso tener su propio negocio, en el cual él fuera su jefe y pudiera tener la capacidad de distribuir sus recursos y sus ingresos.

Muchísimas son las razones que justifican el hecho de que los negocios privados en Cuba ganen terreno poco a poco. No se trata de una supresión de un sector por el otro sino más bien de que existe una coexistencia entre lo estatal y lo particular, de forma tal que haya más alternativas tanto para el que busca trabajo como para los clientes, en una solución en la que el pueblo gane siempre con más opciones.

Puntua este articulo