Un viejo reclamo del dañino inmovilismo

Cuba y negocios. mercados
Kiosko de El Rápido de Linea

Por Richard Adnisel

Reformas en Cuba llegan a los precios de productos alimenticios

Este lunes los cubanos se despertaron con una muy buena noticia: rebajas de hasta 20 por ciento en los precios de productos alimenticios en todas las tiendas de las empresas estatales recaudadoras de divisas.

Se trata de una medida que viene a satisfacer un viejo reclamo a gritos de la población cubana y que  se aplica a solo unos días de haber finalizado el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Los diarios nacionales reproducen la resolución del Ministerio de Finanzas y Precios que avala la medida, la cual viene acompañada del listado que contiene el producto con su precio anterior y el  modificado.

Un vistazo por las algunas de las tiendas que venden estas mercancías muestra  total normalidad en la compra. Nada de aglomeraciones ni tumultos, como sospechaban algunos que ocurriría.

Cuba y negocios.precios
Kiosko de El Rápido de Línea y 4
bajada de preci.cubaynegocios
Mercado de Infanta
Puntos de Venta.cubaynegocios
Mercado de 17 y K

 

 

 

 

 

 

 

 

Los artículos beneficiados pueden adquirirse mediante pesos convertibles (cuc) o el llamado peso cubano (cup),  que en la estrategia económica gubernamental prevalecerá cuando se ponga fin a la dualidad monetaria.

En algunos de los mercados de la popular calle Infanta, de La Habana, un clientela moderada se movía satisfecha.

Para Aníbal Peña, un jubilado de la construcción, lo que más le interesa es la rebaja del litro de aceite vegetal. Los precios de este artículo pasaron de 2.60, 2.50 y 2.40 cuc, de acuerdo a su calidad, a 2.10, 2.00 y 1.95, respectivamente. Para mi es aún caro, consideró, pero del lobo un pelo, afirmó sonriente.

A su vez Yoania Filgueras opina que la rebaja es al mismo tiempo una mejora salarial. Con el mismo salario de casi 600 pesos (cup)  que devengo, es estomatóloga, puedo comprar un poco más de productos. O sea, que mi dinero se revalorizó. Ojalá esto sirva  para que los mercados agropecuarios también rebajen sus abultados precios, dijo Yoania luego de comprar un paquete de muslos de pollo a 1.80 cuc el kilogramo.

En la tienda Maisí una joven se llevaba varios kilos de pechuga de pollo, picadillo de res y algo de pavo. Trabajo de compradora en un restaurante privado. Cuando el mercado mayorista se abra totalmente a todos los cuentapropistas, no tendremos que cargar nada de las tiendas al menudeo, comentó por lo bajo mientras pagaba.

mercado.cuba y negocios
Tienda del Cupte de 17 y L

Lo cierto es que la medida ha sido bien acogida. Para quienes no tienen la responsabilidad de llevar un negocio privado o simplemente se mantienen ajenos a los asuntos de la economía familiar, la rebaja de precios demuestra al menos que viene quebrándose el dañino inmovilismo que ha mantenido la sociedad cubana durante muchos años.

Con esta decisión todos los intereses salen ganando. Tanto los negocios  privados como el ciudadano común encuentran en ella una señal de que podrán esperarse a corto plazo nuevos pasos en el camino de las reformas, en un país necesitado de  resultados económicos concretos que oxigenen la sociedad y mejoren los estandares sociales de la isla.

One thought on “Un viejo reclamo del dañino inmovilismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *