Hollywood indemniza a cuentapropistas

cuba y negocios rápido
Hollywood&Cuentapropia

Por Denisse Cortinas

Rápido y furioso hace gala de su nombre en La Habana

La filmación en La Habana de algunas escenas de la octava parte de la saga norteamericana Rápido y furioso ha revolucionado la vida cotidiana de los habitantes de la capital cubana. Los sitios de la ciudad que forman parte de los sets de rodaje se han inundado de curiosos, además del lógico personal relacionado con la producción del millonario filme hollywodense.

Como consecuencia el transporte público ha sido desviado de su ruta, los vehículos particulares fueron obligados a cambiar su recorrido y numerosas calles son clausuradas durante los días de filmación a petición de los encargados de la realización de la película. Tambien los negocios tanto privados como estatales aledaños a las áreas han tenido que interrumpir sus ventas.

Sin embargo ese cierre temporal lejos de representar un problema para los trabajadores por cuenta propia significa una gran ventaja. Resulta que la gran casa productora Hollywood ofreció indemnizar tanto a restaurantes o cafeterías estatales como a los propietarios de lugares privados con el equivalente en cuc (moneda libremente convertible) al importe que estos reciben en un día normal de trabajo.

De esta manera los trabajadores y dueños de establecimientos disfrutaron de un día de descanso, con sus ganancias habituales y con el extra de que sus locales contarán con la popularidad que implica haber formado parte de la escenografía de la taquillera película protagonizada por los muy conocidos actores Vin Diesel y Michelle Rodríguez.

Cristina, la propietaria de una cafetería situada al costado de la calle Infanta, una de las calles escogidas, contempló con una enorme sonrisa el panorama porque a pesar de que su negocio no pudo abrir sus puertas, fue económicamente compensada y pudo disfrutar, desde primera plana de las tomas de lo que anticipa será otro filme taquillero.

Otros cuentapropistas que resultaron beneficiados fueron algunos de los dueños de los autos bautizados como almendrones, los cuales ofrecen generalmente servicios como taxis. Antes de comenzar a grabar en Cuba, los productores de la cinta realizaron un casting en el que escogieron a varios de esos vehículos para participar en algunos momentos de la actuación. Los que resultaron elegidos reciben una jugosa bonificación económica por cada día de rodaje.

Sin embargo, aquellos que continúan desarrollando sus tareas como taxistas protestan por la demora de las filmaciones que desvín las rutas normales de paso, lo que constituye un mayor gasto de combustible y un menor número de clientes.

Los residentes de La Habana están conmocionados por el acontecimiento, sin dudas único, que demuestra una vez más que Cuba está de moda. Existen también aquellos que se quejan por las constantes interrupciones al tránsito y al paso de peatones por los lugares cercanos a donde se está rodando.

Como ha trascendido Cuba fue escogida para 15 minutos de filmación porque en el guión su protagonista Toreto ( nombre de Vin Diesel en el filme) visita el país caribeño por ser descendiente de cubanos.

Puntua este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *