Obama, Pánfilo, y el humor de los cubanos

panfilo.cuba y negocios
Obama, Pánfilo y el humor de los cubanos

Por Sandra Valle

A sólo horas de la llegada a La Habana del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, los cubanos aún no podían dar crédito de la conversación telefónica entre el gobernante norteamericano y el popular humorista Pánfilo (Luis Silva) que transmitió  la televisión cubana minutos antes de la esperada película del sábado.

Pues sí, el propio protagonista del programa Vivir del Cuento, el más popular de la televisión en ese género, confirmó la certeza del momento en que Obama lo secundó en la jocosa conversación.

El sitio web Cubadebate explica que en una breve visita que realizaron a la redacción de esa página Luis Silva y Andy Vázquez (Facundo) contaron acerca del intenso intercambio de los últimos días para que se diera el momento humorístico entre Pánfilo, en La Habana y Obama, desde el propio despacho Oval de la Casa Blanca.

Para María Elena, una estudiante de la Escuela cubana Nacional de Arte, “si es cierto que el humor une, … bienvenido sea”, en alusión a lo que ella considera una necesidad para los pueblos tanto de Estados Unidos como de la isla, distanciados también en la cultura durante tantos años.

Aún asombrado de lo que sus ojos vieron el sábado en la noche a través de la televisión, Carlos, de 59 años, comenta que nunca pensó mirar algo así. Se refirió al conocido saludo entre cubanos de “Qué bolá”, que utilizó el presidente Obama y que es usado fundamentalmente entre los jóvenes de manera informal.

Silva recordó que el espectáculo que ha estado protagonizando en el teatro habanero Karl Marx, él realiza una supuesta llamada telefónica, y sobre eso un vídeo había circulado ya en las redes sociales.

Luis Silva.Cuna y negocios
Luis Silva (Pánfilo)

“Ahora ellos decidieron contestar a nuestra llamada”, aclaro Luis Silva, quien se ha presentado en varias ocasiones en espacios humorísticos en Estados  Unidos después del 17 de diciembre de 2014, cuando los gobiernos de los dos países decidieron restablecer las relaciones diplomáticas.

Para Pánfilo, el humor puede ser una buena vía para acercar a los pueblos cubano y estadounidense. Entre las bromas compartidas en la simpática conversación telefónica sobresalen algunas sobre los almendrones, automóviles antiguos fabricados en Estados Unidos que circulan actualmente en Cuba y que se utilizan como taxis en lo fundamental.

También Luis Silva hace alusión en la plática con Obama a la hospitalidad de los cubanos y le brinda su casa en caso de que se le “enrede el hospedaje”, al referirse a la casi nula capacidad de hoteles por el creciente turismo en el país.

La conversación sorpresiva que transmitió la televisión cubana el sábado 19 de marzo expresa un indudable deseo de cubanos y norteamericanos de acercarse más,  algo que como bromeó el Presidente en la jocosa conversación con Pánfilo con la frase “no es fácil”,
tampoco es imposible.

Con el personaje en Vivir del Cuento, Silva da vida a un jubilado que reside en La Habana, sumido en resolver los problemas diarios con diversas y simpáticas peripecias pero que con humor recrea la realidad de los cubanos.

Puntua este articulo

One thought on “Obama, Pánfilo, y el humor de los cubanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *