Nuevas regulaciones para quienes brindan servicios

20160207_103913Las zonas donde existen altas concentraciones de comercios deben ser espacios adecuadamente habilitadas para acoger a gran cantidad de personas, quienes de manera constante se desplazan por ellos.

Sin embargo no siempre los entornos que rodean esos establecimientos cuentan con las condiciones higiénico- sanitarias que requieren.  Para garantizar que esto ocurra se aprobó en La Habana nuevas regulaciones en 34 áreas urbanas a fin de mejorar su orden, higiene e imagen.

Las nuevas regulaciones han sido puesto a prueba desde el pasado mes de julio por supervisores y otras fuerzas del orden público, y de acuerdo con los resultados positivos obtenidos, el Consejo de Administración de la capital cubana acordó adoptar estas y otras nuevas medidas de manera permanente.

De acuerdo con Isabel Hamze, la Vicepresidenta del Gobierno en La Habana, tanto en las unidades estatales como en los negocios privados deberán cumplirse estos estatutos. En los lugares donde se aplicarán las medidas quedará prohibido el expendio a granel de bebidas alcohólicas, la presencia de vendedores ilegales, el estacionamiento de vehículos en las avenidas principales, y sacar la basura fuera del horario establecido (entre las seis de la tarde y las nueve de la noche).

En cuanto a los sitios gastronómicos se velará por garantizar variedad de ofertas y precios en relación con la calidad de los productos y a los dedicados al comercio se exigirá una correcta exhibición de las ofertas a través de la adecuada decoración de las vidrieras y otros expositores. Además estos establecimientos deben estar iluminados, mantener la limpieza y el buen estado de las fachadas. También se deben mantener los surtidos de productos en dependencia de la demanda.

A fin de mantener la higiene de los alrededores de los establecimientos se tiene prevista la implantación de papeleras e incrementar el barrido de las calles y aceras a tres veces al día, así como controlar cada jornada el alumbrado público y embellecer las paradas de ómnibus y áreas verdes cercanas.

Se controlarán semanalmente los locales donde se elaboran o expenden alimentos y bebidas, y se revisarán las condiciones higiénico-sanitarias en las entidades de las zonas comerciales y los centros que violen las regulaciones resultarán multados. 

Tanto personas jurídicas como naturales deberán encargarse del cumplimiento de las nuevas regulaciones. Entre los principales encomendados se encuentran las direcciones de servicios comunales, Salud Pública, Integral de Supervisión y Control, de Planificación Física, de Trabajo y Seguridad Social, entre otros.

Por María Carla Álvarez

Puntua este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *