Cuba: la visita de Obama y el turismo

cuba y negocios raul obama
Cuba: la visita de Obama

Por Richard Adnisel

La anunciada visita del presidente Barack Obama a Cuba los días 21 y 22 de marzo venidero dispararon las apuestas por un aumento del turismo a la isla a muy corto plazo.

Tal predicción  se sustenta en el nada inconsistente criterio de que antes de su llegada a La Habana o durante la propia visita, el jefe de la Casa Blanca podría seguir aflojando los resortes del bloque económico, financiero y comercial que desde hace mas de 50 años mantiene Washington contra Cuba.

En ese entendido dos de las medidas que estarían en bandeja son el levantamiento de la prohibición para que los estadounidenses visiten la vecina isla como turistas y la otra, de mayor alcance comercial, el permiso para que Cuba pueda usar libremente el dólar en sus transacciones comerciales.

Las dos favorecerían la entrada de turistas extranjeros, en particular la primera de ellas. Algunos consideran que de materializarse, en un año cerca de un millón de estadounidenses viajarían a Cuba.

Pero si no se concreta estos supuestos, de cualquier manera el turismo seguirá aumentando en flecha, como ha venido sucediendo en los últimos años.

En 2015 el número de visitantes que viajó a algún punto del largo territorio cubano fue de poco más de 3 y medio millones. Las propias autoridades cubanas estiman en 3, 7 millones los que lo harían este año, cifra a todas luces conservadoras, pues el interés que se registra en todo el mundo por la mayor de las Antillas es cada vez mayor.

Agencias de viajes y turoperadores coinciden en que prácticamente todo el alojamiento disponible en Cuba está agotado, incluso las habitaciones y espacios del pujante sector privado.

Cuba es asimismo sede de importantes eventos de naturaleza económica, social y cultural, los cuales atraen cada vez más a turistas de todo el mundo.

Hace apenas unos días concluyó en La Habana el evento Universidad 2016, que reunió en La Habana a centenares de profesionales universitarios de más de 30 países.

También la capital cubana cerró hace unos días el capítulo internacional de la Feria del Libro, un magno evento que convoca masivamente a la población y atrae visitantes de América Latina y el Caribe, Europa y Estados Unidos principalmente.

No hace tanto se retomó  una antigua competencia de mar, la regata Miami –La Habana, en la que tomaron parte  tripulaciones de yates de Estados Unidos, Europa y Asia.

Por si fuera poco, la isla mantiene un programa de eventos de carácter cultural que se revelan como únicos de su tipo, entre los que figuran el festival internacional de Ballet, el Latinoamericano de Cine, la Bienal de Plástica de La Habana, el Festival del Caribe, en Santiago de Cuba, las Romerías de Mayo en Holguín y decenas más.

Coincidiendo con la visita del presidente Obama se efectuará en el Estadio Latinoamericano de La Habana un partido de béisbol entre la selección nacional y el equipo de Tampa Bay, de las Grandes Ligas (MLB).

En círculos deportivos locales se comenta que será el presidente Obama quien lanzará la primera bola de ese partido.

Lo que queda fuera de toda duda  es el interés que despierta hoy en el mundo la pequeña Cuba, que sobrevivió a las políticas agresivas de más de 10 administraciones norteamericanas sin menoscabo de sus principios

Y eso es también un hecho que genera interés y las preguntas de mucha gente que le gustaría conocer de primera mano cómo  se las arreglaron los cubanos.

El mérito de la pequeña David caribeña explica, entre otras muchas razones, el vedetismo de que goza. Por eso no están desacertados los que consideran que el crecimiento del turismo a corto plazo es un hecho que pudiera poner a pensar a otros destinos del Caribe que hoy ocupan los primeros puestos en preferencias.

 

Cuba: la visita de Obama y el turismo
4.8 (96%) 5 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *