El modelo económico y la creación de empresa privada en Cuba

Negocio en Cuba
Alberto Ortega. Fotografía.

Las reformas del modelo económico impulsado en Cuba por Raúl Castro en el año 2010 reconoce la creación de empresa privada dentro del modelo económico socialista cubano.

Este fue uno de los resultados de la última revisión de los documentos discutidos por los parlamentarios cubanos en la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reunida en La Habana esta semana.

Las reformas que se pusieron en marcha a inicios del 2010 y revisadas en el 7mo congreso del PCC en abril del 2016, dieron pie a la autorización del trabajo por cuenta propia y la creación de cooperativas no agropecuarias a personas naturales en la isla, quedando así establecida una nueva forma de gestión económica sin precedente desde 1959.

Cambiar todo lo que debe ser cambiado, fueron las palabras utilizada por el presidente cubano para acuñar las pautas económicas del país. Lo haremos “a la velocidad que nos permitan el consenso que forjemos al interior de nuestra sociedad y la capacidad que demostremos de hacer bien las cosas, para evitar graves errores”, agregó.

El Vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, planteó que aún con estas nuevas regulaciones y medidas aprobadas, no se permitirá la concentración de riqueza ni propiedad entre personas naturales.

Muchas de los trabajadores por cuenta propia que ejercían la actividad económica privada, y que contaban con fuerza de trabajo, no tenían una personalidad jurídica, lo que la mantenía fuera de un estatus legal para poder desarrollar su actividad.

En los documentos aprobados recientemente quedó claro que el papel de la empresa estatal socialista, así como la importancia de regular la concentración de la propiedad y la riqueza, es lo que debe de predominar en la continuidad del modelo económico cubano y corresponderá al Estado instrumentar las formas para poder regular esa acumulación de riquezas.

Estas medidas fueron apoyadas por unanimidad por todos los diputados de la asamblea nacional, quedando así aprobados el plan de desarrollo económico hasta el 2030 y la conceptualización del nuevo modelo social del país.

Puntua este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *