Negocio Privado: La Bien Pagá

cuba
Negocio privado. La bien pagá

Por Sandra Valle

No se refiere al título de la canción de los compositores españoles Ramón Perelló y Juan Mostaz conocida en todas partes como La Bien Pagá. En este caso se trata del nombre de una de las mejores sandwicheras de La Habana, administrada por cuentapropistas.

En el número 259 de la calle Aguacate de La Habana Vieja, se distingue el lugar por la calidad, rapidez, variedad y sobre todo por los precios que atraen al que entra a curiosear y prueba cualquiera de sus sugerentes ofertas.

La popular sandwichera, a sólo a unos pasos de la céntrica Obispo, una de sus entrecalles, ha tenido tanto éxito que su dueño se arriesgó a abrir un local similar en la también concurrida Avenida 23 de la barriada habanera del Vedado.

labpg3
Sandwicheras. La bien pagá

Esto es lo máximo, asegura el más joven del grupo de tres que apurado
entra en La Bien Pagá de la Habana Vieja. Comenta que entre las
ofertas de su preferencia está el sándwich de 2 croquetas acompañadas de jamón, queso, chorizo, vegetales y excelente pan a la plancha por solo 1 cuc o 25 pesos en moneda nacional.

De variados precios y de ninguna manera exagerados, aparecen los
suculentos entrepanes en una larga y diversa carta colgada en una de
sus coloridas pareces.

Omar, el dueño de las dos sandwicheras no escatima en hablar bien de
sus empleados, nueve jóvenes en cada una. “Son excelentes muchachos y muy concentrados en lo que hacen”, enfatiza.  “Están bien preparados, y trabajan a un ritmo intenso”.  “Se les paga bien y eso los estimula”.

En otro aparte de la conversación comenta que La Bien Pagá se llena, tanto una como la otra. Para eso, admite, se trabaja muy duro.  Las cosas no son fáciles de encontrar para mantener la oferta, pero hasta ahora “no hemos parado y se mantiene el menú sin modificaciones”. “Estamos ampliando el lugar”, señala Omar. Se nos hace pequeño ya porque la acogida es sorprendente. Los turistas extranjeros que recorren las calles de la Habana Vieja son los principales clientes, y qué hablar de los vecinos, que se han acostumbrado al sabor de nuestras ofertas.

¿Qué me dice usted? Pregunto a una señora que espera para pedir un sándwich superior de pollo por el precio de 1.25 cuc o 30 pesos en moneda nacional. “Me encanta, soy fija aquí. El trato es muy bueno y da gusto,  refiere con una sonrisa que expresa gratitud por tener tan cerca a La Bien Pagá.

Cuando levantas la cabeza y miras el cartel que la anuncia, a la mente nos viene enseguida, entre otras sugerencias,  el nombre de  aquella copla imprescindible en el repertorio del español Miguel Molina, pero su dueño nos explica que nada tuvo que ver.

Omar nos aclara que fue un sueño de muchos años, y que conseguirlo le costó mucho trabajo, esfuerzo  y dinero. Por eso con mejor nombre no le pudo bautizar.  Sus clientes satisfechos opinan que el costo de lo que deleitan allí está bien pagado.

 

Puntua este articulo

One thought on “Negocio Privado: La Bien Pagá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *