Venta de artículos religiosos, para conservar tradiciones.

religion,cubaynegocios
Artículos religiosos

Por Maria Carla Álvarez

La venta de artículos religiosos se ha vuelto popular en Cuba en los últimos años. Un negocio que comenzó a partir de pequeños puntos aislados que ofrecían los instrumentos y vestuarios requeridos para hacer los rituales, en la actualidad representa toda una cadena de puntos comerciales que ofrecen los más variados productos relacionados con la santería.

En esos comercios es posible encontrar desde trajes, para vestir a los santos, pulsos, instrumentos para realizar los cultos, hasta enormes figuras de yeso que representan a Oshún, Yemayá, entre otros ídolos afrocubanos.

Ese trabajo por cuenta propia, por la complejidad que ha adquirido requiere de la participación de mucho personal especializado en diferentes modalidades. Se encuentra, por supuesto el propietario, además de los vendedores y otros que aunque no son vistos por el público también intervienen en el negocio.

Tal es el caso de los sastres, encargados de confeccionar los vestuarios de los santos y también los que los creyentes utilizan para realizar sus ceremonias y cultos. Esas personas generalmente pertenecen a la religión Yoruba, (predominante en Cuba) pues para realizar sus funciones requieren un conocimiento sobre los colores y las telas que se utilizan en cada caso.

Además están los artesanos, encargados de hacer los collares de cuentas, también con temas cromáticos específicos vinculados al santo al que pertenecen. Muchas de las materias primas para elaborar esas prendas las importan desde otros países, pues no existen en la producción nacional.

Esas tiendas, muchas de las cuales ofrecen sus productos a muy elevados precios han sido criticadas por algunos religiosos, quienes consideran que en ocasiones los propietarios se aprovechan de las creencias personales para sobreestimar el costo equivalente a determinados artículos.

Yanet Álvarez, quien se encuentra en proceso de hacerse santo (una ceremonia característica de la religión Yoruba) expresó las dificultades que para ella ha tenido conseguir la indumentaria esencial. -”Llevo más de 8 meses reuniendo, porque sé que es caro, pero los precios cada vez aumentan más y no tienen en cuenta que no todo el mundo tiene el dinero para pagarlo”

Por su parte Yurima, una joven involucrada en esa religión consideró en contraste que todo se puede obtener a precios no tan caros. “El problema está en que las personas quieren tener el pulso mejor trabajado o la mayor cantidad de trajes y ahí es donde se complican”, argumentó

Muchos de los artículos que se ofertan en ese tipo de tiendas constituyen obras de arte por su valor artesanal. Además forman parte del mantenimiento de una cultura centenaria para el país caribeño. Cuidar de que no se convierta en demasiado comercial y vacía de simbolismo significa preservar las tradiciones cubanas.

Puntua este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *