Obama mueve las piezas del ajedrez cubano-estadounidense

Cuba y Estados Unidos.cubaynegocios
Cuba y Estados Unidos

Por Sandra Valle.

A fin de avanzar por el escabroso camino de sus relaciones, Cuba y Estados Unidos realizan estratégicas movidas de sus piezas, similares a las de una complicada partida de ajedrez. Cuando restan pocos días para la programada visita a Cuba del presidente de Estados Unidos, Barak Obama, (20, 21 y 22 de marzo), se conoció que ambos países decidieron restablecer el servicio postal directo y la interconexión entre la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (Etecsa) y Verizon Partners Solutions.

Otras acciones no menos importantes anunciadas este martes son nuevas medidas que aliviarían las restricciones del comercio bilateral y los viajes de estadounidenses a Cuba, algo anhelado por habitantes de uno y otro lado del estrecho de la Florida.

Por primera vez desde que está vigente el bloqueo económico, político, financiero y comercial a Cuba, hace más de 50 años, los bancos estadounidenses estarán autorizados a abrir y mantener cuentas de ciudadanos cubanos. Podrán igualmente los estadounidenses importar productos cubanos, sin dudas, entre los primeros no faltarán el ron y los codiciados habanos,  que por más de medio siglo les han sido negados.

Con tales iniciativas, los estadounidenses podrán viajar más fácilmente a Cuba por motivos educativos sin necesidad de formar parte de un grupo como ocurría hasta el momento.

También aquellos ciudadanos de la Isla que obtengan un visado de no inmigrante en Estados Unidos, por ejemplo, atletas o artistas, estarán autorizados a cobrar un sueldo o compensación.

Se conoció igualmente que a la delegación de Barack Obama se unirán 23 miembros del Congreso norteamericano, entre los que sobresalen la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el senador republicano Jeff Flake, según publicó la agencia española EFE.

Influyentes legisladores como Steve Cohen, Barbara Lee y Jim McGovern, veteranos defensores de un acercamiento entre las dos naciones vecinas regresarán también en esta oportunidad a Cuba, luego de haber acompañado en 2015 al secretario de Estado John Kerry en la inauguración de la embajada de Estados Unidos en la mayor de las Antillas.

Los cubanos, por su parte, con paciencia de Gran Maestro en esta partida, apuestan por el jaque mate al bloqueo, que podría ser levantado por el próximo gobierno de Estados Unidos, según adelantó Barack Obama en una reciente declaración pública.

Puntua este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *