Luchar contra el COVID-19 es más fácil sin bloqueo

Naviera con materias primas para medicamentos no desembarcó en Cuba debido al bloqueo de Estados Unidos

Ante la actual crisis sanitaria por el COVID-19, todos los países del mundo se enfrentan con limitaciones sanitarias para luchar contra el virus. Pero Cuba lucha doblemente para poder brindarles asistencia médica a sus ciudadanos.

En el pasado mes de marzo se encontraban en la Habana (en puerto de origen) dos contenedores de materias prima para la industria farmacéutica y fueron retornados por la naviera, pues le advirtieron que sería sancionada producto a las sanciones del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos

Según declaración de Neyra Muguercia, directora general de FarmaCuba, esto se traduce en costos y en falta de disponibilidad de medicamentos para pacientes ingresados y graves; y para las farmacias comunitarias.

Estos sucesos en un estado de alarma sanitaria que se vive y en medio de una pandemia, retrasa y afecta en gran medida todas las acciones médicas para enfrentar el virus.

Según Muguercia, como consecuencia se han perdido más de 30 días de travesía (también hemos tenido casos de 60 días), igual plazo para el regreso, nuevas gestiones (nuestras, de los proveedores y de transitarías cubanas) para embarcarlos con otra naviera que tardó 30 días más.

Explicó Muguercia que se está hablando de desabastecimientos largos, pues la situación financiera de FarmaCuba -comprometida asimismo por las dificultades que Estados Unidos pone para traer el dinero que se deriva de nuestras propias exportaciones-, impide garantizar los llamados empates de los ciclos productivos.

Resaltó que esto afecta a los medicamentos que van a la asistencia médica en general (pacientes ingresados y graves), y a la farmacia comunitaria, a donde las personas se acercan con una receta o su tarjetón y no encuentran lo que buscan.

La titular de FarmaCuba se refirió que se ha sufrido otras sanciones y mencionó que hace aproximadamente 21 días, por citar un ejemplo reciente, habían financiado a un proveedor el equivalente a más de un millón de dólares para la compra de una materia prima.

Cuando ya estaban listos los contenedores, el banco intermediario devolvió los fondos argumentando que no podía realizar esa transferencia porque sería penalizado bajo las leyes del bloqueo, indicó la directiva.

Agregó que el proveedor no pudo embarcar la mercancía y hubo que buscar otra ruta bancaria para hacerle llegar los fondos, nuevamente desperdiciando tiempo, lo cual deriva en pérdida de capacidades y en desabastecimiento.

Señaló que en FarmaCuba se han encontrado proveedores que dicen: «Te busco el producto», y de momento escriben cancelando porque el fabricante no lo puede vender si el destino es Cuba.

FarmaCuba, empresa importadora-exportadora de la Organización Superior de Dirección Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica, BioCubaFarma, trabaja con más de 400 proveedores extranjeros, mayormente europeos.

Las acciones de Estados Unidos contra Cuba son cada vez más agresivas, persiguen todas las operaciones de la Isla, y muchas veces se ven obligados a importar desde un segundo, tercer y hasta un cuarto país por el temor de los proveedores a ser sancionados. Hay productos imprescindibles que solo se fabrican en Estados Unidos; si no existiera el bloqueo, acceder a estos podría ser fácil y barato, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *