La Manzana, y no precisamente de la discordia

11657480_10204718050551297_176011446_n
Remodelación del Hotel Manzana

Por Sandra Valle

Será a fines de año o a principios de 2017 que La Habana contará con otro hotel Cinco Estrellas para albergar a más turistas. Se trata de la instalación que se erige en la conocida Manzana de Gómez, que aliviará el congestionamiento de habitaciones que se registraría si Estados Unidos levantara la prohibición a sus ciudadanos de viajar a la isla.

Los trabajos constructivos y de remodelación marchan viento en popa y a toda vela. La instalación combinará  modernidad con historia y se encuentra en el municipio capitalino de Habana Vieja. Los constructores laboran con la asiduidad de las hormigas y se proponen en convertirlo en uno de los hoteles más lujosos de la floreciente Habana. Aunque aún sin nombre oficial, en uno de los carteles a pie de obra puede leerse: Remodelación del Hotel Manzana.

La nueva instalación, perteneciente a la cadena líder del turismo cubano (Gaviota S.A), será administrada por el afamado emporio suizo Kempinski, el más antiguo del continente europeo y dueño de más de 70 hoteles en una treintena de naciones.

cubaynegocioshotel
Remodelación de un nuevo Hotel 5 estrellas

Tanto el aumento como la multiplicidad de las inversiones con capital extranjero en el turismo constituyen una de las prioridades de Cuba y entre las modalidades con oportunidades de desarrollo que promueve el sector se encuentran, precisamente, los contratos de administración y comercialización de hoteles.

Como han reiterado autoridades del sector, tanto el hotel como la galería comercial que se habilitará en la planta baja del edificio de cinco pisos, cuenta con una inversión en su totalidad del Estado cubano.

En el novedoso proyecto trabajan actualmente brigadas constructoras y personal técnico de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y cuando concluya en unos meses permitirá multiplicar la capacidad de alojamiento del centro histórico de la capital cubana, empeñada en convertirse en uno de los cardinales destinos urbanos del Caribe.

Los más recientes datos del Ministerio cubano de Turismo refieren que en el país operan 16 cadenas hoteleras extranjeras, que administran 60 hoteles a todo lo largo y ancho del territorio para un total de 28 510 habitaciones.

Ahora Kempinski Hotels se sumará a la prestigiosa cadena española Meliá, la canadiense Blue Diamond y la portuguesa Pestana, entre otras, que han apostado por Cuba mucho antes del acercamiento de los vínculos del país caribeño con Estados Unidos y de que se avizorara el acaudalado turismo norteamericano que ya casi es un hecho si el presidente Barack Obama o su sucesor levantan la prohibición a sus ciudadanos de viajar a la manzana prohibida del Caribe.

La Manzana, y no precisamente de la discordia
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *