Estados Unidos ofrece permitir envío de ayuda humanitaria a Cuba por el coronavirus

Permite Estados Unidos el envío de ayuda humanitaria a Cuba.

Según informan medios oficiales en Cuba, los estados unidos confirman la vigencia de las excepciones al embargo económico a Cuba ya previstas en la ley para ser aplicadas en la compra o donación de material clínico, incluyendo el envío de remesas y de infraestructura de salud, todos motivamos por la actual crisis sanitaria por le COVID-19.

Según certifica el comunicado de la oficina del tesoro «Estados Unidos se encuentra comprometido en garantizar que la asistencia humanitaria siga llegando a las poblaciones en riesgo en todo el mundo mediante canales legítimos y transparentes para luchar contra el coronavirus de 2019 (Covid-19). Los programas de sanciones administrados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros [OFAC, por sus siglas en inglés] de un modo general permiten el comercio humanitario legítimo, la asistencia o las actividades en el marco de las leyes y regulaciones existentes»,

El documento, publicado este jueves 16 de abril del 2020 asegura que la Oficina de Control de Activos Extranjeros proporciona esta medida de flexibilización de sanciones durante el actual estado de emergencia sanitaria por el COVID-19, de este modo Cuba quedaría liberada de las sanciones al igual que otros países que se encuentran bajo las mismas medidas de bloqueo económico. «En caso de que individuos, gobiernos o entidades objeto de las sanciones enfrenten algunos retos, tengan preguntas relacionadas con la entrega de asistencia humanitaria a países sancionados o crean que necesitan autorizaciones adicionales, la OFAC se encuentra lista para orientar y responder a los pedidos de licencias especificas»

Los países que quedan incluidos en el comunicado son: Cuba, Corea del Norte, Irán, Siria y Venezuela, además de Ucrania y Rusia en lo relacionado con el diferendo entre los dos países, surgido por el conflicto fronterizo.

De ninguna manera este anuncio significa una suavización de las sanciones económicas, sino que Washington ratifica su disposición a flexibilizarlas por esta crisis sanitaria.

El comunicado del Departamento de Tesoro alega que «El embargo a Cuba tiene como objetivo el régimen comunista cubano, que durante décadas ha oprimido al pueblo cubano y fracasado en entregarle sus necesidades más básicas. Aunque el embargo a Cuba sigue manteniéndose y muchas de las transacciones entre Estados Unidos o individuos bajo jurisdicción estadounidense y Cuba siguen prohibidas, la OFAC dispone de varias licencias generales de modo de permitir ayuda humanitaria y asistencia al pueblo cubano»

Con relación a las licencias hay que atender que existen varias, hay licencias que deben ser usadas caso a caso, otras son  generales, además se acepta también utilizar aquellas licencias que no tienen excepciones, pero que se pueden crear si el producto a exportar es de necesidad clínica e inherente a la ayuda de emergencia que se quiere  enviar.

La gestión de esas exportaciones excepcionales se hace mediante la OFAC, pero primero deben pasar por el Departamento de Comercio como entidad que regula las exportaciones en tiempos normales. Todas aquellas aeronaves o embarcaciones que realicen la transportación de mercancías deberán registrarse con las autoridades, aunque la carga de por sí ya se encuentre incluida en la licencia general.

El académico  informa a OnCuba que «El documento no ofrece grandes esperanzas. Dicen que no pueden cambiar la política, pero están dispuestos a aplicarla de una forma flexible. Responde a las presiones [internacionales] en un momento en que se cuestionan las sanciones durante esta pandemia»,

Según explica López-Levy al medio de prensa,  el Departamento del Tesoro se refiere a los castigos impuestos por entidades estadounidenses  a terceros países por un supuesto comercio o financiamiento a la isla y quiere mantener el temor de que lo hagan a espaldas de los designios de Washington. «Definitivamente no quieren desmontar las sanciones, pero dicen que pueden flexibilizarlas. Esto da una idea muy tenue de que es posible que actúen más en esta dirección, aunque lo más probable es que no»,

Esto no cambia la esencia del embargo más allá de las sanciones secundarias, que son las que se aplican a terceros países cuyas empresas necesitan inscribirse en Estados Unidos para poder negociar con la isla, tanto por la moneda usada como por el medio de transporte. Como se sabe, los barcos o aviones que viajan a Cuba sin permiso de entrar ahí quedan impedidos de entrar a los Estados Unidos durante los seis meses siguientes – señala– el académico Arturo López-Levy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *