El Biky, en el centro de La Habana, una nueva opción para los de exigente paladar

El Biky, en el centro de La Habana, una nueva opción para los de exigente paladar

Para muchos entendidos, la clave del éxito en un negocio tiene que ver mucho con su ubicación. Y no se equivocan en el caso del complejo gastronómico particular El Biky, ubicado en una de las intersecciones  más transitadas de la capital cubana y a sólo pocos metros de la emblemática Universidad de La Habana.

Apenas unos 3 meses de su reapertura, El Biky se ha convertido en tan poco tiempo en una de las iniciativas privadas más llamativas y de mayor concurrencia en la populosa urbe.

Una panadería-dulcería, un restaurante-cafetería-bar, y otro bar-café, un poco más íntimo, conforman el gran espacio de casi media manzana ubicado en la céntrica esquina de Infanta y San Lázaro, en el municipio Plaza, que limita con el de Centro Habana.

Restaurado con muy buen gusto por una cooperativa NO agropecuaria, una de las nuevas figuras en las transformaciones de la economía en la Isla, El Biky estuvo durante varios años en casi total abandono y hoy emerge con nuevos aires en el que predominan la exquisitez y la variedad de su oferta.

Varios meses de rehabilitación y reparación mejoró notablemente la estética de lo que fuera en la década de los años 60 un establecimiento  comercial llamado La Taberna Checa. Hacia los setenta se transformó en una pizzería y a finales de los 90 se abrió allí un restaurante vegetariano, como parte de una cadena de establecimientos del mismo estilo, que no tuvo mucha demanda.

La cooperativa -bajo la dirección de un mismo empresario- Pavel Ortega, le devolvió al lugar su arquitectura original, repercutiendo en la mejora estética de la localidad circundante.

Reconoció su presidente que la costosa inversión vale la pena pese a que aún adeuda al banco una millonaria cifra de pesos (CUP). En una segunda etapa, aseguró Ortega, será concluido el restaurante de lujo en el segundo piso del inmueble.

El presidente de la cooperativa, admitió la competitividad en el sector en los actuales tiempos y argumentó que el salario parte de lo que ingresen y del pago de las cuentas. En tal sentido agregó que los empleados pueden ganar en un día hasta 30 pesos convertibles, CUC, lo que casi devenga un obrero del sector estatal, tanto en esa rama como en otras.

El Biky, en el centro de La Habana, una nueva opción para los de exigente paladar
El Biky, en el centro de La Habana, una nueva opción para los de exigente paladar

El lugar, arrendado al Estado cubano durante diez años, combina armónicamente la terminación roja del ladrillo en crudo con el marrón de la madera y resalta en su decoración con fotografías de la época, que recuerdan el entorno original del siglo XX.

Con la habilidad y probada atención de sus jóvenes dependientes, el sitio abre sus puertas a las 8.00 am hasta la medianoche con una bien pensada oferta de desayuno para el más exigentes de los clientes, y una variedad de platos que van desde una pizza hasta un filete mignon.
El punto débil, tanto de El Biky, como de otros negocios por cuenta propia en Cuba continúan siendo los suministros.

Pese a su acceso a empresas mayoristas para la compra de bebidas, aguas y refrescos, los alimentos de esta cooperativa deben adquirirlos en el mercado minorista, lo que atenta contra los precios económicos que todo empresario del ramo desearía para tener un rápido crecimiento.

Pese a los pro y los contra, el esfuerzo se hace y ofrece El Biky su granito de arena al desarrollo en Cuba de una cultura del emprendimiento, la innovación y la buena atención al cliente. El que va una vez repite, se lo puedo asegurar.

Sandra Valle.

Puntua este articulo

2 thoughts on “El Biky, en el centro de La Habana, una nueva opción para los de exigente paladar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *