Cuentrapropistas en contra de las medidas de la administración Trump

A principios del pasado mayo, el ministro de Exteriores de España, Josep Borrell, reiteró el rechazo de su país al hecho de que Estados Unidos active el Capítulo III de la Ley Helms-Burton contra Cuba porque supone un ataque a los intereses comerciales españoles y una violación del derecho internacional.

El sector privado de Cuba se pronuncia en contra de las nuevas medidas llevadas a cabo por la administración Trump sobre las restricciones a los viajes de los ciudadanos estadounidenses, ya que lejos de ayudar, merman la capacidad de emprender, a la vez que pone en serios problemas a miles de emprendedores de la isla.

Resultado de imagen de negocios cuba

Los cuentapropistas se sienten y no sin razón como el blanco de estas sanciones ya que les afectan de manera muy directa. En Cuba de los 4,5 millones de trabajadores que componen la fuerza laboral de Cuba, 1,4 millones pertenecen ya al sector privado y más de medio millón son «cuentapropistas» o trabajadores autónomos. Y sus negocios son su única fuente de ingreso.

Estos emprendedores, se encuentran en su mayoría enfocados en el turismo, los servicios y el transporte. Por lo que una caída del turismo estadounidense seria un golpe muy duro en sus planes de negocio.

Y Aunque la situación no invita al optimismo, si algo caracteriza al cubano es que nunca se rinde, y menos si es cuentapropista: Muchos ya buscan ayuda en empresa de marketing europeas para atraer a sus establecimientos al creciente turismo asiático y europeo.

Por su parte, la Administración Trump asegura que cada una de sus medidas busca “ayudar al pueblo cubano”, pero en esa isla caribeña muchos se preguntan si estas palabras son una broma pesada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *