Ligera ventaja para los negocios gastronómicos

cuba y negocios.mercado
Mercado agropecuario

Por Maria Carla Alvarez

Reducen precios de productos agrícolas en Cuba.

Nuevas medidas adoptadas en Cuba en relación con los productos agrícolas favorecen a los trabajadores privados que tienen negocios gastronómicos. Se trata de regulaciones establecidas a raíz del recién finalizado Congreso del Partido Comunista de Cuba, las cuales están vinculadas con una rebaja de los precios en el sector agropecuario.

Entre los cambios fundamentales se encuentran un descuento de 20% a los productos de segunda categoría y de 40% a los de tercera, con el objetivo de proteger tanto a los consumidores como a los productores y asegurar la estabilidad en los niveles de los costos. Además para establecer el importe que las personas deben pagar se tienen en consideración las épocas de cada cultivo: la óptima, donde los rendimientos son superiores; y fuera de esta, en que disminuyen.

Son 23 los productos que se encuentran contemplados en esas regulaciones, entre los que se incluyen viandas, hortalizas, frutas o granos, cuyos precios están fijados a un tope máximo para su venta a la población. Ese importe queda instituido para todos los tipos de mercados agropecuarios con excepción de los de oferta y demanda, así como tampoco aquellos trabajadores por cuenta propia, como los carretilleros, que están autorizados a ejercer tal actividad.

Esa medida representa una ventaja para los propietarios de restaurantes y cafeterías, quienes a falta de la existencia de un mercado mayorista que les provea los insumos básicos, tienen que comprar los productos que utilizan para elaborar sus platos a los mismos precios que el resto de los consumidores.

Jordan administra un bar-restaurante en el municipio capitalino del Cerro y se muestra muy optimista al respecto de esas nuevas medidas. Considera que “aunque no resuelve del todo el problema de la falta de abastecimiento a los mayoristas, sí alivia los gastos mensuales, y un peso de rebaja a cada artículo cuando se compra al por mayor hace una diferencia notable”.

Por su parte Esther, quien renta su casa a extranjeros y ofrece servicio de desayuno planteó: -Me complace mucho esa rebaja de precios, sobre todo la de las frutas y las hortalizas, pues a veces les tengo que cobrar a los turistas precios un poco elevados porque me salen muy caras. Ahora con estos cambios tal vez puedo hacerles propuestas más económicas y así quedan más satisfechos.

A pesar de que el nivel de producción en Cuba no satisface la demanda de la población, menos aun la de los trabajadores privados, con lo que esta nueva estabilidad en los precios favorece a todos y pueden marcar progresos en los negocios gastronómicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *